Atención Médica Domiciliaria de Urgencia

Comprende patologías que ponen en riesgo la vida del paciente y que requiere atención de urgencia.

Si el beneficiario presenta alguno de los siguientes síntomas:

■ Pérdida de conocimiento

■ Convulsiones

■ Pérdida del habla, palidez con sudoración, sensación de ahogo, palpitaciones, mareos con sudoración

■ Dolor en el pecho con irradiación o no al cuello, mandíbula, hombro o dorso

■ Traumatismos graves

■ Parálisis o pérdida de fuerza en los miembros

■ Asfixia por aspiración de cuerpos extraños

■ Shock alérgico; edema agudo

Consejos

■ Hable con calma y no corte la comunicación. Indique el número telefónico desde donde está llamado

■ Diga la ubicación exacta del paciente: calle, número, piso, departamento, entrecalles, localidad

■ Describa los síntemas y responda a las preguntas que le harán al respecto

■ Preste atención a las instrucciones que recibirá sobre como ayudar al paciente mientras llega la ambulancia

■ Permanezca junto al paciente y envíe a otra persona a esperar a la ambulancia

■ En caso de necesidad de derivación del paciente, solo una persona podrá acompañarlo. Tenga decidido quien lo hará y tengo a mano la credencial de OSPEDYC, DNI y último recibo de sueldo.

 

 


EMERGENCIA

Es toda situación que pone en “RIESGO DE VIDA”  a una persona y requiera una respuesta inmediata.
El servicio se brinda a través de un sistema de ambulancia de terapia intensiva, con todo el equipamiento necesario, un médico especializado y un enfermero.

URGENCIA

Se trata de problemas que, aunque no impliquen “RIESGO DE VIDA”  para el paciente, requieren una atención profesional adecuada y razonablemente rápida.


La atención será brindada en la inmediatez razonable por médicos especialistas según la unidad que el caso requiera (Unidad de Terapia Intensiva Móvil, Unidad Coronaria, Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica, Unidad de Terapia Intensiva Neonatal).